domingo, 12 de junio de 2011

"Presentimientos azules" Arte Postal

Presentimientos azules
Presentimientos azules fueron los que tuve el día que fui a correos a enviar mi postal azul para participar en el proyecto “Libro de Arte postal” de "El libro y sus lecturas AZUL"
Con lo pesado que es ir a Correos... aparcar, ponerte en la cola y esperar tu numerito, y yo con mi preciosa postalita; con miedo, si, porque tenía que enviarla sin sobre, tenía que llevar por detrás el franqueo, y en el momento de entregarla a la Srta cartera que me atendió y que me miró a los ojos, supe que la postal se perdería y no la vería más. Recuerdo el presentimiento por el tono azul que percibí.
La preparé con mucha ilusión, disfrutándola… tanto, que hice fotos de los pasos que iba dando, y que voy a poner aquí puesn ya no tengo la obra y esto es un recuerdo.
Al final como la postal no llegaba y quería participar en esta convocatoria hice otra, que sí llegó, pero que tuve que enviarla certificada, después de poner el sello detrás y después de poner en un sobre y volver a franquearla, o sea pagar dos veces el franqueo, por si esta vez de nuevo se perdía poder reclamar y aunque armé un poco de bronca y el cartero que me atendió, esta vez un hombre, tuvo el detalle de regalarme un sello, de su propiedad, que fue a buscar a su taquilla o a algún sitio donde lo tenía, y me dijo, “ este sello es mío que yo lo he pagado, pero se lo regalo a usted por las molestias”.
Le di gracias azules y me marché y la postal llegó dos días después de enviarla.

Esta es la postal perdida
Partí de un papel, que teñí hace tiempo con el método del Ebrú, (cuando realicé mi libro azul “ Lunas negras “ ) que es el marmoleado que se usa para las guardas de los libros; tenía varios guardados en diferentes colores y me quedaba uno en azul, así que se me ocurrió, estamparle encima una plancha de fotopolímero que realicé hace tiempo como prueba, y que era la silueta de un niño pescando, me sugirió con el papel un contraluz en el mar, así que recorté un cuadrado de la medida que necesitaba y entinté la plancha y la estampé en el papel. Me gustó el resultado pero el marmoleado era muy suave, me hubiera gustado que fuera más oscuro porque la silueta era muy negra, pero era lo que tenía así que pensé en darle variedad con algo más.

como soy una entusiasta de todo lo que sean métodos de impresión de textos, un día encontré en una juguetería una imprentilla muy graciosa para confeccionar sellos de caucho con textos y me compré dos, por el tema de que no me faltaran letras a la hora de hacer algo, y la estrené para la postal.
Hice varias pruebas en el resto del papel, y no me lo pensé, el resultado me encantó.
Espero volver a confeccionar otra postal similar, la haré y pondré un paso a paso, además del método del ebrú. No quedará exacta, pero si se podría mejorar y se me quitaría la espinita de que se haya perdido.

La plancha es una plancha de fotograbado solarplate que suelo utilizar para confeccionar los textos para los libros de artista porque en principio y por lo que me enseñaron solo se conseguía un tono. En realidad esta plancha es una prueba que hice curioseando, ahora sé que se puede tramar como las planchas de film fotopolímero y se consiguen muchos tonos pero todavía no lo he intentado.


(La imprentilla de juguete, una preciosidad)
(Utilicé rodillos de caucho pequeños y tinta de grabado calcográfico al aceite)
Después del disgusto y con el tiempo justo de participar realicé otra postal, que titulé Aires azules, y es esta que os muestro y que se trata de un fragmento de otra obra de mayor tamaño.

Aires azules de Marbella