lunes, 15 de septiembre de 2014

Exposición. NO SOMOS EGO.Clínica Buchinger MARBELLA



Como parte del programa de exposiciones de la Clínica Buchinger, los artistas Toto Zumpano y María José Montañés presentan su primera exposición conjunta. El interés de esta exposición no radica en la individualidad sino en la simbiosis que se genera entre los dos autores, de ahí el título que nos proponen: NO SOMOS EGOS, la idea era dejar que se refleje en tu propio lenguaje plástico parte del lenguaje del otro.

Aunque hacía tiempo que se conocían ambos artistas, no es hasta enero de este año, en el taller de la grabadora María Antonia Sánchez, cuando comienzan una colaboración que da lugar a un proyecto de obras en común. En un principio Toto incorpora a esta fusión su personal lenguaje plástico y Majo su conocimiento técnico, no obstante como nexo de unión había siempre una idea previa consensuada. A medida que van trabajando juntos la personalidad de cada uno, sus egos individuales, se van mezclando poco a poco y ahora van en la dirección de encontrar un lenguaje propio que los identifique y los divierta. Firman este proyecto como MAJO & TOTO. Según los autores era un reto importante, ya que además del handicap de la diferencia de estilos, la obra individual de María José muestra una paleta de colores blanquecinos y grisáceos sumamente contraria al trabajo de Toto, tan colorista.

Para enfatizar esta diferencia de expresión, las 10 obras de factura común de MAJO&TOTO se enfrentan a la creación individual de cada uno de ellos, por un lado 30 pinturas de Toto Zumpano y por otro las 30 obras realizadas en gráfica de María José Montañés que permiten al público apreciar el universo creativo en el que se desenvuelven a diario.

Los trabajos de Toto Zumpano en propias palabras del artista “nacen de un pensamiento, una música, una lectura, una vivencia, etc., que luego se convierte en el título y en el generador de una idea, que se empieza a esbozar generalmente en una servilleta de café”, este boceto más tarde se encaja en series que desarrolla como un proceso que va sufriendo una transformación a través del tiempo. Las 30 pinturas reunidas en la exposición abarcan temas que proceden del imaginario tan especial al que nos tiene acostumbrados Toto: personajes, paisajes inventados, repetición y diferencia, y bordes. Según el propio artista “su pintura no tiene grandes pretensiones, solo intenta a través de colorines intensos y de imágenes reconocibles por todos, transmitir mi visión de la vida dejando un mensaje optimista, pero a la vez crítico”.
En contraposición, la obra que María José Montañés escoge para mostrarnos en esta ocasión, gira alrededor de un único tema: El agua. La serie parte de una imagen grabada en su memoria desde hace años: el lago salado de “Chott El Djerid”, le obsesiona la horizontalidad, las líneas poco definidas y las nebulosas. Trabaja mucho con la técnica de la aguada litográfica, le interesa la imagen que va dejando la tinta al secar, la dirección de las gotas confluyendo hacia un punto y el juego de transparencias y superposición de una misma imagen.



Esta exposición se puede visitar en Villa María (Clínica Buchinger Wilhelmi) a partir del día 18 de septiembre hasta el mes de diciembre de este año 2014