miércoles, 6 de febrero de 2008

BARRERAS DE AIRE



Barreras de aire

Fronteras, aduanas...,
barreras de aire
entre nosotros.
Nieblas, pasos perdidos.

El viento,
aire en movimiento,
los puede arrojar
al horizontemás lejano.

Pero a veces
hay que soplar.
El viento no siempre
aparece cuando se le espera.

Manel Oriol


Fotografía: Maru de Marbella

7 comentarios:

Ganimedes666 dijo...

La mezcla Maru-Manel resulta armoniosamente fértil.
El viento polinizando las flores del arte.
DIVINO. CELESTIAL

Marudemarbella dijo...

Si, nos gusta hacer cosas de Arte,
Bueno, sinceramente, le he robado el poema de su blog.

Manel Oriol dijo...

No Maru, no me has robado el poema del blog. Mis poemas, en cuanto salen al aire, son de aquellos que los recojen. Ahora son de todos vosotros, los que los leéis.
Gracias Ganímides por tus ánimos para con nosotros. A veces, la vida nos conduce, sin darnos demasiada cuenta, a sitios en donde reposar. Todos tenemos la oportunidad. Otra cosa es saber identificarla, reconocerla y aprovecharla.
Saludos a todos!

Alias Luna dijo...

las cosas casi siempre vienen a destiempo, pocas veces cuando surge el deseo o la necesidad, sobre todo si hablamos de los sentimientos y concretando m�s....en el amor.

Saludos

Ganimedes666 dijo...

Permíteme discrepar contigo Luna. Me siento más cercano a la teoría de Manel. La vida sucede siempre, sólo que a veces no es lo que esperamos o deseamos y mientras nos afanamos en rechazar y buscar se nos escapan momentos.
Cuando nuestros sentidos están auténticamente vivos somos receptivos y nos sentimos en armonía con el cosmos. No debemos dejarnos contaminar por los espejismos.
No hay mayor recompensa que estar generosamente vivo.

Manel Oriol dijo...

Copiaré cien veces, hasta cesar en la duda:
"No hay mayor recompensa que estar generosamente vivo."
Ganímedes dixit.
Me ha gustado este pensamiento.
Gracias por tu aportación.

Ganimedes666 dijo...

Me gusta tu retórica Manel. Me resulta afín. Un estilo poco común. Tu impronta es mucho más ingeniosa que una simple copia. Aunque te agradezco enormemente el detalle.