lunes, 18 de febrero de 2008

WILLY



WILLY
El día que willy entró en nuestras vidas fue un precioso día de sol, caminaba por el mercadillo de los lunes a la caza de alguna ganga en forma de atuendo veraniego o zapatillas graciosas, así que miraba muerta de curiosidad cada puesto, tocando todo y disfrutando, cuando llegué a un puesto de animalitos y vi unos ojitos redonditos que me seguían a mí, o me lo pareció, así que me volví y caminé en sentido contrario pero los ojitos me seguían, hice varios giros, movimientos para comprobarlo, y no cabía la menor duda, nos habíamos enamorado los dos.
Era blanquito, redondito, y una trufita negra por nariz, pero lo más bonito de todo, sus ojos,
Así que le dije al del puesto, que me lo llevaba, y me lo dejó fiado, porque no llevaba tanto dinero encima.
Al llegar a casa, fue toda una fiesta, nadie lo esperaba, pero al momento todos lo querían; en pocos meses se convirtió en el más famoso ladrón de zapatos e toda la urbanización, cada día nos traía varios zapatos de todos los tamaños y modelos, y temimos que los vecinos lo descubrieran.
Hoy a sus 17 años, después de cuatro años ciego, hemos tenido que sacrificarlo, el sábado le dio una embolia cerebral y dejó de caminar.
Llevo un rato en casa, y ya estoy echando de menos, el tropezar constantemente con él, pues me seguía por toda la casa, y su presencia, la tenemos muy arraigada, el tener constantemente cuidado con cerrar la puerta para que no se cayera a la piscina, sus ladriditos, sus lametones de cariño.
Ahora miro, y ya no está su cojín, ni su comedero, y ya no pediré las sobras de carne, cuando vayamos a comer fuera, en el Miraflores que somos asiduos, nos la guardaban ya sin pedirlo y se me hace un nudo en la garganta solo de pensarlo.
Maru

EN EL CIELO
En el cielo, cada día,
hay tu nombre
con tu estrella,
luminosa y roja
como el sol de poniente.
En el cielo, cada noche,
sale la luna curiosa
vigilando que no se pierda
ni tu nombre ni tu estrella.
En el cielo, algún día,
se grabará en silencio
tu voz y tu mirada, pero alguien
sabrá quién lo ha hecho.
cuando mire, desde el amor
y añorando tu presencia,
el azul espejo de la Tierra.

Manel Oriol

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto lo siento,duele mucho.
Nada puedo decirte, pasé por ello.
Un beso

Luna

Marudemarbella dijo...

Hola Luna, gracias, estamos tristes
sobre todo mi hija Sara.
Nos cuesta creer que no esta por aquí.
un beso

Ganimedes666 dijo...

Lo lamento profundamente. Sé el cariño que le tenías y lo muy apegada que estabas a él. Esos 17 años de complicidad no os lo quita nadie.

Marudemarbella dijo...

Gracias, la verdad es que hemos pasado un mal rato, y lo echaremos de menos por mucho tiempo.

Manel Oriol dijo...

Hay compañías que no se pueden comparar a nada. El paso del tiempo no arregla nada, pero dulcifica el dolor. Deseo que para esto, os suceda rápido.
Chao con cariño,

la-de-marbella dijo...

Ohhh, tengo perro y he perdido unos cuantos a lo largo de mi vida. Se como te sientes. Cuando murió mi "Chiqui" estuve doce años sin volver a querer tener perro. Fue una pena intensisima ya que tambien hubo que dormirla. Cada vez que abrazo a mi perro se me encoge el corazón pensando en que se hace mayor y llegara ese día..... Besos enormes y a buscar perro rapido. Una casa sin perro, es menos casa. Otro Beso

Marudemarbella dijo...

Manel Gracias, he puesto una poesía tuya que me gusta muchísimo.

Marudemarbella dijo...

Vecina, a Willy no lo olvidaremos tan facilmete, sobre todo yo, que le había bautizado ultimamente como Arguiñano, porque se pasaba el tiempo en la cocina, y yo tropezando con el.
Esa carita de perrito bueno, y esos andares de viejecito,y ese querer subirse al mejor sillón, que de eso entendía mucho él.
Todas esas cosas, los espaguettis y las pizzas le encantaban.
Ha sido un perrillo muy bueno.
de momento no quiero coger mas animales, pero mas adelante seguro que sí.
Siempre he tenido perros, y no se vivir sin ellos.

Anónimo dijo...

Cuando el chuty se fué despues de 16 años, pensé que no iba a repetir.
Un día en un pueblo de Granada, se nos metíó debajo de la mesa un perrito chiquitín,la Nana tiene cinco años.
El Chuty fue un amigo estupendo, nunca le olvidaré.

Luna

Marudemarbella dijo...

Tu famosa Nana, la que te da con la patita, para que le pongas la cenita, cuando estamos charlando.
¡Que mona!
Aún me queda mi gata Pelusa, tendrá 9 años o así, y mi enorme tortuga de orejas rojas Conchita,
Tenía un loro con casi 20 años ya, pero se me escapó el año pasado.
Bueno le llamabamos Curro pero hace unos años nos encontramos con que puso dos huevos, asi que era Curra.

Anónimo dijo...

Pues sí, la misma Nana.
Ya veo que tienes o has tenido un zoo en casa.Da gusto.

Un beso

Luna

pilar bamba dijo...

Maru, cuanto lo siento, lo conocí cuando fui a tu casa, Victoria también lo siente, estuvo jugando con él mucho rato, tenemos fotos con él.

Yo he vivido lo mismo cuando se murió la Grisi, lloras y lloras, pero seguro que como dice el poema de Manel, están formando una estrella, nadie como los animales que nunca hacen daño a nadie pueden formarla.

Un beso para todos.

Pilar

Marudemarbella dijo...

Si me acuerdo de Victoria, que todo el mal humor que tenía aquel dia se le pasó cuando vió a Willy,
Yo también tengo fotos de ellos.
¡que lastima!
No sabes cuanto lo hecho de menos, con el trabajo que me daba, pero era muy buenecillo.