jueves, 25 de marzo de 2010

El arte argentino se suma al Mundial

La artista Mirta Kupferminc es la única mujer argentina que fue convocada

a exhibir su obra en el marco de la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010,

en una feria de arte que se realizará en paralelo a este evento deportivo,

con trabajos de artistas de todos los países participantes




Por Mercedes Ezquiaga


"Soñando con Sudáfrica" es el título de la pieza de esta artista argentina que se exhibirá junto a otros cuatro compatriotas que también fueron convocados a la exposición, además de los cientos de artistas de todas partes del globo, cuyos trabajos representarán a cada una de los países que se disputará el torneo.

Mirta Kupferminc, cuya obra recorrió numerosos países del mundo, es hija de sobrevivientes de Auschwitz y cautivó a un gran público hace unos años con una exposición en el Centro Cultural Recoleta donde reflexionaba sobre los tatuajes en la piel voluntarios y ornamentales contra aquellos impuestos por medio de la degradación, como los brazos numerados de sus padres.

Para exponer en el Mundial "no hubo convocatoria -cuenta la artista en una entrevista con Télam-. La elección fue hecha en Sudáfrica, basándose en las obras de artistas argentinos que fueron buscados por Internet. Yo recibí un mail convocándome, en el que me explicaban qué obras de mi sitio les habían dado la pauta que podría ser una artista interesante para este evento".



La pintura que podrá ser vista por los miles de fanáticos de fútbol que recorrerán el continente africano a mediados de este año (de 0,75 x 1 metro) reúne un fondo de tierra, en cuyas grietas brota pasto con los colores de la bandera de Sudáfrica, frente a una silueta texturada con los colores de la bandera argentina.



"De la tierra -detalla Kupferminc (1955)- surge una pelota que va tomando los colores de la copa de oro. Tres figuras miran hacia el campeonato: estas figuras son mi esposo y mis dos hijos (me permití mi homenaje personal) y en el detalle de las texturas se ve, en la parte superior, a Argentina y a Sudáfrica”, agrega sobre el trabajo "Dreaming South Africa".



De a poco, y a lo largo de estos meses, terminarán de llegar a Sudáfrica las más de 160 obras provenientes de todo el globo que pasarán a integrar la colección -por demás diversa- titulada "2010 International Fine Art Collection" que, a través del arte, se dispone a celebrar el evento deportivo más visto en el mundo, tal como señala en su sitio www.2010fineart.com.



Sin dudas, la pasión es uno de los temas que más se repite en estas obras, aunque Kupferminc aclara que los artistas participantes tuvieron que aceptar una serie de pautas: que la obra "tuviera al menos un elemento relacionado directamente al fútbol, que representara a Africa y (en este caso) a la Argentina, que no represente a algún personaje reconocible y no ofenda ninguna ideología política o religiosa".



Por la Argentina, se verá también la obra "Convergencia" del rosarino Horacio Sánchez Fantino (1957), quien se inspiró en la sociedad multicultural de Sudáfrica, su posición geográfica y la convergencia de dos océanos y todos los países que confluirán allí a mediados de este año para la Copa del Mundo.



Además, exhibirán sus trabajos los argentinos Juan Carlos Stekelman (Buenos Aires, 1936) con su obra "Celebración”; el rosarino Pablo Di Masso (1948) quien reside actualmente en Barcelona, España, con su pieza "Tango Fútbol" y Mariano Molina (1970) con el trabajo "Footballution".



Las obras de todas las naciones se exhibirán en Sudáfrica primero y luego recorrerán distintas capitales del mundo -adelantó Kupferminc-, junto a la colección "2010 African Fine Art", que con obras de todas las naciones africanas, será una de las más destacadas plataformas para la promoción de la cultura y las artes visuales de ese continente.



Cientos de artistas contemporáneos de los más diversos estilos, edades y orígenes convierten a este proyecto en uno de los más grandes y ambiciosos a nivel internacional en materia de colaboración y a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 en un lugar único para sumergirse en el arte más cosmopolita.




Link al artículo original