miércoles, 16 de noviembre de 2011

V Encuentro Internacional en Belgrado- Exposición En el Museo de Grabado Español Contemporáneo de Marbella


El Museo del Grabado Español Contemporáneo inaugura una muestra sobre el V Encuentro Internacional en Belgrado El próximo jueves 17 de noviembre a las 20 h. tendrá lugar la inauguración de la exposición dedicada al V Encuentro Internacional en Belgrado, que permanecerá en la sala Vilató hasta el 21 de enero de 2012. El V Taller Internacional en Belgrado, patrocinado por el Centro de las Artes Gráficas e Investigaciones Visuales "Akademija", se celebró en 2009 con la participación de artistas españoles y portugueses, junto a una representación de seis artistas serbios. Entre los españoles, Paco Aguilar, Bernardo Sanjurjo, Francisco Velasco, Ricardo Mojardín, Isabel Cuadrado, Nuria Blanco y Marta Fermín. El encuentro tuvo lugar durante la primera y segunda semana del mes de septiembre de 2009, y fruto de él es una carpeta de catorce grabados (uno por parte de cada participante), que se expone por primera vez en España, junto a una serie de estampas complementarias de los artistas españoles y la portuguesa Alexandra Barbosa. La muestra está comisariada por Mar Díaz González, de la Universidad de Oviedo, quien ya ha colaborado con el Museo en ocasiones anteriores, comisariando las exposiciones "Obra gráfica en Asturias" (1998), y "1998-1999. Una experiencia litográfica. Litografía Viña, Gijón".

Se ofrece así en esta exposición temporal una interesante perspectiva de la producción gráfica serbia, junto al panorama hispano-luso, a través de las obras individuales de artistas muy distintos entre sí. En anteriores ediciones, este taller internacional acogió a artistas belgas y canadienses (2001), húngaros, rumanos y búlgaros (2003), eslovenos, croatas, bosnio-herzegovinos, macedonios y montenegrinos (2005), daneses, noruegos, suecos, finlandeses, groenlandeses e islandeses (2007).

La experiencia que se muestra en la sala Vilató del museo recoge cómo un taller de grabado puede constituirse en lugar de encuentro e intercambio entre artistas de distintas nacionalidades, con propuestas en ocasiones muy arriesgadas. Nos permite acercarnos a Belgrado en su apuesta por la cultura, la reconstrucción y la revisión de diferencias y conflictos, bajo el prisma de la creación artística.